Cultura inútil: la extraña fobia de Madonna

Cultura Inútil

Existen muchos tipos de fobias extrañas como la Coulrofobia (miedo a los payasos) o la Turofobia (miedo al queso). La de Madonna no se queda atrás.

Grabado en HDR con un LG G6

Madonna, la gran ambición rubia, la diva entre las divas (con permiso ahora de Beyoncé y Rihanna) es una mujer atrevida a la que no le han frenado ni las presiones de la iglesia (se rasgaban las sotanas con Like a prayer), ni las críticas de los más puretas (su álbum Erótica tenía más latex, cuero y látigos, que el armario de Christian Grey, el de las sombras).

Atrevida, osada, temeraria… Nada parece que pueda amilanar a la cantante que más dinero ha hecho en los últimos años (se le estima una fortuna personal en torno a los 700 millones de dólares), ni siquiera las nefastas críticas que ha recibido por su (horrorosa) carrera cinematográfica.

Sin embargo, hay una cosa que hace que sus piernas (“acero pá los barcos”, que decía la Madonna de Joaquín Reyes) tiemblen: ¡¡Madonna es Brontofóbica!!
¿Brontoqué? ¡Brontofóbica! Y no, no es que le tenga miedo a los brontosaurios y otros primos del jurásico. La cosa no va por ahí. Pincha en el vídeo y descúbrelo: “el tiempo pasa, despacicoooooo”.